Hanser Alberto. Archivo
Por Domingo Hernández
Para muchos la temporada que está teniendo el dominicano Hanser Alberto en las Mayores, ha sido una sorpresa.
Lo cierto es que en sus tres tres años  con los Rancheros de Texas, el muchacho, nativo de San Francisco de Macorís, no pudo enseñar todo su potencial y en cierta forma, su talento pasó desapercibido.
Ocurre, no obstante, que en ese lapso con Texas, Alberto, al que apodan «El Potro» y quien en la pelota invernal dominicana, pertenece a los Gigantes del Cibao, no recibió la cantidad de juegos que debió dársele.
Y resulta muy difícil que un jugador pueda responder cuando está destinado a la banca y es llamado ocasionalmente a jugar.
De ahí el que su carrera estuvo relativamente estancada con esta franquicia. Tras concluir su estadía con Texas. Alberto fue incluido en la lista de asignación de los Yankees de Nueva York, Gigantes de San Francisco y Orioles de Baltimore.
Los Orioles, finalmente,  lo ficharon e hizo el roster del día de apertura pese a no tener mucho en los entrenamientos de primavera con el conjunto. En principio los planes  de esta organización eran tenerlo en la banca.
No obstante, le favoreció el hecho de que el jardinero derecho regular de los Orioles, Trey Mancini, se lesionó un dedo, y él entró a jugar en su sustitución. Ese día conectó tres imparables. El primer mes de la campaña bateó para 324 de promedio.
A partir de ahí se le abrieron las puertas a Alberto de establecerse en un equipo en reconstrucción como los Orioles. Esto era lo que necesitaba el francomarisano, pues su versatilidad y responsable bate han motivado que el equipo le haya dado la oportunidad que había estado esperando.
Y la verdad es que la está aprovechando al máximo. En los 56 juegos que ha jugado hasta ahora, sin el partido de anoche ante los Atléticos, batea para un respetable average de 310 en 203 turnos al bate, con 63 hits, tres cuadrangulares, seis dobles, 17 carreras anotadas y 16 impulsadas.
En los últimos siete días, batea para 300 de promedio en 20 turnos al bate, con seis imparables, una vuelta anotada y dos remolcadas.
Se proyecta que podría concluir con siete cuadrangulares, 14 dobles, 39 carreras anotadas y 37 impulsadas, en 128 partidos jugados y 463 turnos.
Una de las cosas que a ayudado a Alberto es su versatilidad. Puede jugar cualquier posición y regularmente está dispuesto a hacerlo donde lo coloquen, aún cuando generalmente se desempeña como campocortista.
Todo hace indicar, que la clave de la gran temporada que está teniendo ha sido el poder jugar todos los días. Esa ha sido una gran motivación que, incluso, lo ha llevado a trabajar cada vez más duro, en aras de poder responder cuando la situación del equipo lo amerite.
Una de sus características ha sido, precisamente,  preocuparse por poner siempre la bola en juego. De hecho su frecuencia de ponches hasta hace poco era sólo de 11.4 por ciento de las veces que ocupaba turnos al bate.
Y es el tipo de jugador que los Orioles necesitan hasta tanto su plan a largo plazo comience a dar frutos.Ello explica la posibilidad de que, con apenas 26 años de edad, Hanser Alberto pueda mantenerse por largo tiempo en Baltimore, siempre que pueda mantenerse jugando el béisbol que ha exhibido hasta ahora. Sin dudas, el mejor de su corta carrera. Hay que seguirlo, su futuro luce bastante promisorio. PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES:El dominicano Sammy Sosa (Cachorros de Chicago) despachó 60 o más jonrones en tres temporadas distintas: 66 (1998), 63 (1999) y 64 (2001).!Suena la campana! !Climmp!

Deja un comentario...