Compartir

celebrities

En apenas dos años ha pasado de ganar el ‘talent’ de ‘La Voz’ a convertirse en uno de los artistas con más proyección de nuestro país. Sin embargo, no todo ha sido un camino de rosas.

Antonio José posa para la sección Local de Ensayo de la revista 'Corazón'.
Antonio José posa para la sección Local de Ensayo de la revista ‘Corazón’.

alberto bernárdez.

por Jota Abril

Risas. Esa es la palabra clave en el encuentro con nuestro protagonista de esta semana. Antonio José, así sin apellido, se ha reivindicado como un cantante de los que vienen para quedarse. Y es que lleva toda la vida entre escenarios y campos de fútbol. La batalla la ganó su madre. Su padre le veía más en el campo de juego.

Pero los datos hablan. Ha ganado varios concursos televisivos y el último le ha puesto en todas las listas musicales de España. Tres discos en dos años y una legión de seguidoras y seguidores hacen de él ya un artista de primera. Se conocieron en plató y Antonio Orozco se lo quedó como ahijado. Ahora publica ‘A un milímetro de ti’.

Un disco del que nos recomienda Me haces falta para acompañar la lectura. Una tarde agradable para conocer un poco más al hombre de la sonrisa eterna que nos cuenta cómo ha sido el llegar hasta aquí y cuáles son sus sueños.

Corazón Eres el artista emergente pop más importante del año. ¿Eso cómo se lleva?

Antonio José Pues la verdad es que no lo sabía ni yo (risas). Estos dos años están siendo una montaña rusa. Un sueño hecho realidad y ojalá el público siga pensando tan bien sobre mí durante mucho tiempo para poder ser un artista de largo recorrido y sacar 20 discos más.

C. No tardarías tanto en sacar 20 discos, porque llevas tres en dos años… (risas), pero hablemos del último que acabas de editar: ‘A un milímetro de ti’.

A.J. Es el más especial de todos. Me he dejado el alma y he dado más incluso de lo que pensaba. Estoy nervioso porque me muero de ganas de que el público lo tenga en sus manos y yo tenga su respuesta. Espero que salga bien. Acaba de salir a la calle –3 de noviembre– y, no te engaño, tengo buenas vibraciones. Aunque nunca se sabe. Es como las canciones. Nunca sabes cuál es ‘la Canción’. Crees que tienes la mejor y no funciona, y otra que tienes por ahí escondidita acaba siendo un ‘boom’.

C. Te voy a hacer la pregunta tres. Lo digo porque debe de ser un número clave para ti. Representaste a España en ‘Eurojunior’ (La 1) en la tercera edición, ganaste ‘La Voz’ (Telecinco) en su tercera edición y este es tu tercer disco. ¿Eres supersticioso con estas cosas?

A.J. Pues se me acaba de poner la piel de gallina cuando lo has dicho. Visto así, ojalá siga la racha y sea este tercer disco el que nos acerque a muchos rincones del mundo y nos traiga muchas alegrías. Me apunto el tres como número de la suerte (risas).

C. Sobre el título del disco, ‘A un milímetro’, ¿de quién? Tienes a tus fans con la mosca detrás de la oreja.

A.J. ¡De quien sea! (risas) No, es una canción que forma parte del disco y le da nombre. Es muy especial. Hablo del amor y del desamor, y tiene varios destinatarios. Son personas de las que nunca me quiero despegar. Quiero estar siempre respirándolas. Añado a ese grupo a mis seguidores que siempre están apoyando todo lo que hago.

C. ¿Te cuesta más escribir de amor o de desamor?

A.J. Uy, eso es según el momento. Busco muchas historias saliendo a la calle a buscar vivencias mías y de otros. Me siento cómodo de las dos maneras porque la situación me lo pide.

C. Te conocemos de hace poco, pero ya has compartido escenario con artistas de la talla de Antonio Orozco o Pablo López, que además eran dos referentes para ti. Puestos a soñar, ¿con quién te gustaría compartir ese momento?

A.J. Admiro mucho a Alejandro Sanz. Me encantaría compartir escenario con él. Mi otra ilusión era Luis Fonsi y, afortunadamente, este verano tuve la suerte de hacerlo. También Pablo Alborán, Tommy Torres, Ricardo Arjona, Alejandro Fernández… pero si me pides uno, Alejandro Sanz, sin duda.

‘);
$(‘.component-mm-multimediaCarrousel-153592 .swiper-slide-‘ + direction).removeClass(‘swiper-slide-‘ + direction);

if (direction === ‘prev’) {
html.insertBefore(next);
publicidad_index_multimediaCarrousel_153592 = indexSwipe_multimediaCarrousel_153592;
indexSwipe_multimediaCarrousel_153592++;
} else {
html.insertAfter(next);
publicidad_index_multimediaCarrousel_153592 = indexSwipe_multimediaCarrousel_153592 + 1;
}
total_mm_multimediaCarrousel_153592++;

swiper_multimediaCarrousel_153592.update();
swiper_multimediaCarrousel_153592.slideTo(indexSwipe_multimediaCarrousel_153592, 0, false);
//http://idangero.us/swiper/api/

ads.printAds({‘position’: ‘robapaginas’, ‘id’: ‘publi_robapaginas’ + publicidad_id_multimediaCarrousel_153592});
}

if (!$(‘#publi_id_carrusel’ + publicidad_id_multimediaCarrousel_153592).hasClass(‘swiper-slide-active’) && publicidad_contador_multimediaCarrousel_153592 > 3) {
publicidad_contador_multimediaCarrousel_153592 = 1;
swiper_multimediaCarrousel_153592.removeSlide(publicidad_index_multimediaCarrousel_153592);
total_mm_multimediaCarrousel_153592–;
publicidad_index_multimediaCarrousel_153592 = -1;
}
}

if (indexSwipe_multimediaCarrousel_153592 == publicidad_index_multimediaCarrousel_153592) {
$(‘#publi_content’ + publicidad_id_multimediaCarrousel_153592).attr(‘style’, ”);
}
}
return next;
}

C. Hablemos sobre ti. En tu casa había división de opiniones. ¿Cantante o futbolista?

A.J. Sí. Mi padre me veía más como jugador profesional de fútbol y mi madre como cantante. Y salió cantante. Las mujeres siempre ganan. Es una guerra perdida.

C. Tu madre puso empeño, desde luego.

A.J. Sí, fue ella la que me presentó a La Voz y también a Eurojunior. Mi madre llamó para presentarme a Eurojunior y el casting estaba cerrado, pero pude entrar gracias a una amiga de mi madre que presentaba a su hija. Mi madre habló con los responsables del casting y les dijo que esa chica iba con un amigo. “Pues que se venga”, dijeron. Yo llegué triste porque mi abuela acababa de morir. Canté Por debajo de la mesa, de Luis Miguel, y Por amarte así, de Christian Castro. A la semana estaba dentro. Ya en Madrid canté una canción en homenaje a mi abuela y acabé representando a España en ‘Eurojunior.’

C. ¿Por qué esas dos canciones y no otras?

A.J. La de Castro me gusta mucho, pero la de Luis Miguel la tenía clara. Es la primera canción que canté con mi madre en un escenario.

C. ¡Ah! ¿Que tu madre también canta?

A.J. (Risas) Sí, sí. De maravilla. Recuerdo que con seis o siete años fue ella la que me subió durante un concierto suyo a cantar ‘Por debajo de la mesa’. Pasó a ser un momento y una canción especial para mí.

C. No todo fue tan fácil. Te he oído decir: “Solo mis amigos saben por lo que he pasado”. ¿A qué te referías?

A.J. Es que fueron momentos difíciles. Yo tenía diez u once años y todo cambió mucho. Mi vida lo hizo una barbaridad en lo personal. La gente, mis compañeros y amigos no me veían igual. Lo hacían con cierto recelo y lo pasé mal. De repente, me costaba llegar con facilidad a los demás niños. Ahora me río de eso, pero esa etapa fue dura y me sentí solo. Dejé la música como objetivo durante un tiempo. Mi familia y poco más. La fama me hizo hasta cambiar de colegio. Me enseñó mucho pero fue muy duro para mí.

C. ¿Cómo te afectó a tu inicio de carrera?

A.J. Pues mucho. Porque dejé de lado la música en público. En mi casa seguía cantando, pero fuera ya no. Digamos que tuve una época de gloria y luego todo pasó. Me fui a Sevilla a prepararme para INEF (la carrera de Educación Física) y me centré en estudiar y en el fútbol. Perdí la confianza para seguir en la música después de llevar cientos de maquetas a muchas discográficas y personas que me decían que me iban a ayudar. «No te preocupes. ¿Cuánto dinero tienes?», me decían. Fue jodido y me crucé con mucho caradura. Le agradezco la vida entera a mis padres porque supieron mantenerme al margen de todo eso. Pero lo pasé mal.

C. Hasta que tu madre dijo: “¡Basta ya!”.

A.J. Sí. Decidió que quedaba un cartucho por disparar. El de La Voz. ¡Pero no me dijo nada! Nada de nada. Me apuntó a los castings y me comentó que teníamos que ir a Sevilla a comprar ropa. Me presento en Triana con ella y me dice que tenemos que ir un momento a un hotel a algo de mi tío, que nos acompañaba. Tenía 19 años. Imagínate mi cara cuando llego y veo el cartel de La Voz. Allí me dijo que me había apuntado. Al principio dije que no, por miedo. Pero mi madre me contestó que lo hiciera por ella y allí que entré. No sabía qué cantar e interpreté una canción de un grupo mejicano que se llama Reik. Me hicieron cantar dos más que no recuerdo. A la semana, Madrid. Audiciones a ciegas y el resto, hasta aquí.

Antonio Orozco ha sido un padrino. Tiene un corazón enorme”

C. Lo ganaste.

A.J. El sueño de mi vida.

C. Y fue ganar y entrar por la puerta grande, porque no todos los que ganan consiguen una carrera como la que estás teniendo.

A.J. Salí con muchas cosas positivas. Con la victoria, claro. Pero también con gente muy importante que forma parte de mi vida. Antonio Orozco es ya mi amigo. Fue todo muy especial. Y ha tenido un comportamiento conmigo ejemplar. Me llama, me da consejos, me pregunta cómo voy, nunca me deja. Ha sido un padrino con todas las letras en mayúsculas. Tiene un corazón gigante y ayuda a todo el que puede.

C. ¿Ha ido ya a Palma del Río, tu pueblo? Lo habíais hablado.

A.J. En ello estamos. Las agendas son complicadas. Tiene muchas ganas y vendrá.

C. ¿Cómo es cuando vuelves a tu Córdoba, a tu casa?

A.J. Eso es una maravilla. Difícil de explicar. Orgullo. Tomarte una cerveza con un amigo y escuchar tu música en el bar con tu gente de siempre es lo más especial del mundo. Mi pueblo siempre ha estado ahí apostando por mí.

C. Si hay que dar un concierto en el Benito Villamarín o el Nuevo Arcángel, ¿qué eliges? (Antonio José es muy del Betis).

A.J. (Risas) Corazón partido, pero no hay duda. Tocaría en casa primero.

C. Te vi en ‘La Voz’ siguiendo algún ritual antes de salir al escenario. ¿Sigues haciéndolo?

A.J. Sí, llevo mis estampas de la Virgen. Soy creyente y siempre las beso antes de empezar. También tengo que entrar con el pie derecho en el escenario, dar dos gritos fuertes y a cantar.

C. ¿Alguna oferta en televisión? ¿Te apetecería?

A.J. Estuve con Antonio como jurado en ‘La Voz Kids’. Pero ahora estoy cien por cien centrado en mi disco, para llevarlo lo más lejos posible. Me gustaría girar por Sudamérica si Dios quiere.

C. ¿Y ‘Operación Triunfo’? Te gustaría verte como invitado motivando a los concursantes y cantando.

A.J. Me encantaría. Ojalá. Sería un experiencia bonita.

C. ¿Y Euovisión?

A.J. No es algo que contemple o que ahora mismo me motive. Aunque te digo eso de: “Nunca digas nunca jamás”.

C. Un sueño.

A.J. No tengo metas.

C. Me pregunta algún seguidor que si llevas tú tus redes, que ven poco de tu día a día.

A.J. La llevo yo al cien por cien, pero es verdad que soy una persona cortada para eso. Me da cierta vergüenza poner cada minuto algo mío. Quizá por miedo a que piensen que soy un soberbio.

Seguro que también te interesa…

Merche: “Me gustaría darle un hermano biológico a mi hija”

Pastora Soler: “La gente me mandaba libros de autoayuda”

Joe Pérez-Orive: “En ‘Operación Triunfo’ soy como la Cenicienta, el último”

Fuente de noticia

No hay comentarios

Deja un comentario...