Compartir
Negro Veras.

Por: Ramón Antonio Negro Veras

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.- Unos de los acontecimientos políticos, y militares que en nuestro país más han ocupado la atención de historiadores, escritores, periodistas y políticos, sin duda lo es el de la guerra de abril de 1965; el suceso ha sido abordado desde diferentes ángulos, militares, patrióticos o constitucionalistas.

Negro Veras.
Negro Veras.

 

El último libro escrito sobre la Guerra de Abril de 1965, es el que lleva por título “ABRIL LOS 5 DÍAS DECISIVOS”, de la autoría del periodista Héctor Minaya quien me solicitó la presentación de su obra en Santiago, petición que con gusto he aceptado.

 

El libro “ABRIL LOS 5 DÍAS DECISIVOS”, está dividido en ocho partes, en las cuales el autor expone su versión en torno a distintos episodios ocurridos en la acción militar que se inició el 24 de abril de 1965, y concluyó con la firma del acta que le puso fin al conflicto.

 

En el desarrollo de los ocho capítulos, el autor no sigue un orden cronológico de los hechos que tuvieron lugar durante la contienda de abril de 1965.  Él mismo lo precisa cuando escribe: “Al exponer en este libro la Guerra de Abril de 1965 lo hago no dentro de un marco cronológico. Examino la participación de Estados Unidos en la crisis en los distintos niveles, desde la autoridad de mando central hasta los soldados en las calles de Santo Domingo, y demostrar cómo las acciones diplomáticas y los soldados actuaron e interactuaron dentro de cada nivel de mando y entre un nivel y otro. A pesar de que la intervención fue una operación política-militar, hago hincapié en el papel de los militares. (1) Página XIII y XIV

 

La primera parte del libro comprende los siguientes temas:

1.- El poder y la diplomacia

2.- El poder de EEUU 3

3.- Fuente de controversia 5

4.- El objetivo político de EEUU 6

5.- Destreza de Trujillo 15

Con el título El Poder y la diplomacia, el autor comienza exponiendo el poder de los EE.UU., y dice: “La intervención en República Dominicana representa una aplicación exitosa del poder y la diplomacia de Estados Unidos y un interesante caso de estudio para los profesionales de hoy. En algunos aspectos, esta invasión fue un ensayo general para Vietnam. En otros las diferencias son igualmente sorprendentes, porque en el curso de una semana Estados Unidos desplegó una fuerza lo suficientemente grande como para poner fin a una guerra civil, suprimir la insurgencia potencial para ayudar a restaurar el orden, evitar la victoria de esa insurrección, y, después de haber hecho todo esto, salir del país un año más tarde con sus objetivos alcanzados. En casi todas las fases de la intervención dominicana, las consideraciones políticas superaban con creces las necesidades militares”. (2)

 

Siguiendo con su análisis con relación al poder norteamericano, en el libro se lee:”El conflicto dominicano permitió al sucesor de Kennedy desarrollar su estrategia de planificación, mando y control. También ejercer los esfuerzos de recolección de inteligencia que precedieron y siguieron a la invasión en el país. Además, de corregir las dificultades encontradas y la formación de una fuerza de paz interamericana que trasformó la intervención unilateral en una empresa multilateral, y la forma en que las fuerzas militares proporcionaron la base sobre lo que se negoció un acuerdo político. Muchos de los problemas en el plano militar sirvieron de experiencias a las autoridades civiles estadounidense en otro escenario que más tarde se repitió en Vietnam. (3)

 

En otro punto con el título: Fuente de Controversia, en la obra que comentamos se lee: “Teorías limitadas de guerra, generadas por el conflicto de Corea, dictó que los políticos de Washington determinaran la naturaleza, el alcance y los límites aceptables para las operaciones militares en el campo de actividades en Santo Domingo-tradicionalmente dejadas a la discreción de un comandante de teatro. La aplicación estricta de las teorías de guerras limitadas durante la intervención Dominicana socavaba las relaciones cívico-militares mucho antes de que la controversia se convirtiera en una causa célebre en Vietnam. En otro ámbito, la brecha de credibilidad con la que el presidente Lyndon B. Johnson tuvo que enfrentarse y el efecto de lo que había sido su fin, en muchos sentidos relación simbólica, entre los militares y los medios de prensa tuvieron se origen en 

No hay comentarios

Deja un comentario...