José Alfredo Espinal

Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.- Andy, el niño de 13 años de edad que espera por manos solidarias para salvar su vida, podría ser mi hijo, podría ser el suyo. Andy necesita un trasplante de corazón, pero el costo económico para el proceso resulta demasiado para su familia.

Su padre Sandy Herrera y su madre Karen Reyes han hecho todo lo posible para recaudar los fondos que requieren. Mucha gente y algunas instituciones han aportado para reunir el dinero y poder llevar a cabo el trasplante de corazón. Sin embargo, los padres de Andy aún esperan que más personas e instituciones hagan sus colaboraciones.

Andy quiere vivir. Aún con su padecimiento él está lleno de vida. Sonríe y mantiene un buen estado de ánimo. Un milagro de Dios lo mantiene con vida.

Solo tiene 13 años, pero su valor y su deseo de seguir viviendo lo hacen más fuerte. Andy, con un rostro lleno de luz y con la esperanza de continuar compartiendo, jugando y estudiando como jovencito de su edad, aunque necesita un nuevo corazón, ha demostrado que la perseverancia y la fe son imprescindibles en la prueba que está atravesando.

Andy lleva más de 104 días conectado a un corazón artificial, y por ello, sería bueno preguntarse , ¿Cuántos de nosotros podríamos esperar todo ese tiempo?.

Para ayudar por la salud Andy Herrera pueden hacer sus donaciones en la cuenta 720-0122-57-7, del Banco de Reservas de la República Dominicana o a través de la fundación Gift for Life, en la ciudad de Nueva Jersey, Estados Unidos.