Compartir
El ministro de Educación, Carlos Amarante Baret.

Caribbean Digital

SANTIAGO.- El ministro de Educación, Carlos Amarante Baret, consideró hoy inconcebible la paralización de las clases en los politécnicos salesianos Industrial de Santiago y Don Bosco, del barrio Pekín, por las amenazas de directivos locales de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), en reclamo de la reposición de siete docentes suspendidos y solicitados sus traslados.

 El ministro de Educación, Carlos Amarante Baret.
El ministro de Educación, Carlos Amarante Baret.

El funcionario hizo un llamado al diálogo a la ADP para resolver la situación, aunque condenó que en los reclamos se han producido “actitudes peligrosas” de algunos profesores hacia estudiantes y otros docentes, quienes han sido desalojados de las aulas del Instituto Politécnico e Industrial de Santiago (IPISA), donde se originó el conflicto por las suspensiones.

Amarante Baret llegó este lunes temprano a Santiago donde se reunió con la dirección de ambos politécnicos y de la Sociedad de Padres y Amigos de la Escuela, quienes testimoniaron que como consecuencia de la actitud de los suspendidos y de la dirección de la ADP varios estudiantes están temerosos y el jueves pasado, cuando se produjo el desalojo de las aulas, algunas alumnas sufrieron desmayos.

En la reunión con el funcionario estuvieron el director del IPISA, padre Jesús Baltazar Santana Pérez, el padre José Antonio Estefan, director del Politécnico Don Bosco, del barrio Pekín, y directivos de la Sociedad de Padres y Amigos de la Escuela.

A juicio del ministro de Educación, esa actitud no se corresponde con  la característica de un gremio magisterial. Llamó a la dirección de la ADP a un diálogo, “pero que sepan que este ministro, mientras el presidente Danilo Medina lo mantenga en el cargo, no dialogará bajo presión”.

Consideró que las clases en los dos politécnicos deben ser reanudadas cuanto antes, por considerar que no es justo que más de mil estudiantes sean afectados por la actitud  de la Asociación Dominicana de Profesores.

Afirmó que todos los conflictos deben ser discutidos civilizadamente, sin tener que interrumpir la docencia y hacer que nuestras niñas, niños y adolescentes sufran las consecuencias. Reveló que para discutir el conflicto de Santiago designó a los viceministros Luis Matos y Adalberto Martínez, en tanto que la ADP no ha designado a sus comisionados para negociar.

Recordó que en una anterior reunión con la dirección nacional de la ADP les comunicó la creación de la Comisión de Resolución de Conflictos para negociar con el gremio todos los mini conflictos que surjan en las escuelas y liceos públicos, sin necesidad de paralizar la docencia.

Fuente: El Día

 

No hay comentarios

Deja un comentario...