Compartir
El Alcalde doctor Gilberto Serulle en uno de los operativos de limpieza que encabeza, cada fin de semana, en barrios de Santiago.

Servicios/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.- El Alcalde local, doctor Gilberto Serulle encabezó el pasado fin de semana   un amplio operativo de limpieza que benefició a más de 40 subsectores del barrio Cienfuegos, en la parte oeste del municipio.

El Alcalde doctor Gilberto Serulle en uno de los operativos de limpieza que encabeza, cada fin de semana, en barrios de Santiago.
La jornada denominada “Un día en mi barrio” que  realiza, cada semana el Cabildo local,  en distintos sectores del municipio  es  con la finalidad de mantener la limpieza y el aseo en todos los lugares de la localidad.
Entre los subsectores  de Cienfuegos  donde se realizó la jornada de limpieza, se encuentran: Monte Rico, La Gloria, La Pulguita, Monte Bonito, San Lorenzo, La Piña, San Antonio, Ciudad Satélite y otros donde residen más de 200 mil personas.
Obreros, técnicos y funcionarios de la Alcaldía recorrieron las distintas zonas del populoso sector de Cienfuegos, desde donde se retiraron cientos de toneladas de desperdicios.
En días recientes, la Alcaldía realizó operativos de limpieza, primero en la zona Sur en los sectores de Pekín, los Quemados, los Jazmines, Marilópez; en la parte céntrica de la ciudad y los sectores de Pueblo Nuevo, El Congo y la Muñeca.
A las labores de limpieza se integraron de manera activa la Unidad Zonal de Planificación (UZP), organismos creados en los diversos barrios por la actual gestión que encabeza el doctor Gilberto Serulle.
 Mantener la Limpieza del municipio: Un dolor de cabeza.

Para  mantener la limpieza del municipio es necesario recoger diariamente entre 800 y 900 toneladas de desperdicios, cuya inversión económica supera los 30 millones de pesos mensuales.
La flotilla de vehículos del departamento de Transportación del Ayuntamiento de Santiago tiene que visitar más de 400  barrios y urbanizaciones para retirar los desperdicios que se producen diariamente.
Las familias de Santiago solo pagan entre 14 y 15 millones de pesos por la recogida de basura, teniendo el Ayuntamiento que cubrir el déficit económico que se registra en ese servicio municipal.
En muchos de esos sectores, la mayoría de las familias no manejan los desperdicios de manera adecuada, por lo que lanzan los mismos en cualquier lugar y en algunos casos tampoco depositan la basura dentro de los zafacones.
Inquilinos de hogares y establecimientos comerciales no acatan la disposición que prohíbe sacar basura, desechos o desperdicios en horas distintas a las establecidas, lo que también ocasiona serios problemas de higiene.
A esa situación se agrega que personas tildadas como “piperas”  y otras  que se dedican al reciclaje  proceden a rebuscar en los contenedores,  esparciendo la basura por los alrededores y dejando los recipientes  vacíos.
La falta de conciencia sobre la higiene  es tan grave que lleva a muchas personas a lanzar la basura fuera de los contenedores, pese a que los mismos mantienen sus tapas abiertas.
La ley 120-99 prohíbe y castiga a toda persona que deposite desperdicios sólidos o de cualquier naturaleza en calles, aceras, contenes, parques, carreteras, caminos, balnearios y otros lugares públicos.
En el artículo cuatro de la referida ley se condena con dos y hasta diez días de prisión o multas de 500 a 1,000 pesos, o ambas penas a la vez a las personas que sean sorprendidas lanzando basura en lugares públicos.
Pese a eso, en la mayoría de los barrios y urbanizaciones no se acatan ninguna de las disposiciones de la ley, causando serios trastornos en el manejo de los desperdicios.
Con el operativo de limpieza que encabezó el pasado fin de semana el Alcalde doctor Gilberto Serulle  en el sector Cienfuegos y subsectores aledaños se mejoraron las condiciones higiénicas del entorno.

No hay comentarios