Compartir

Servicios/Caribbean Digital

SANTIAGO, República Dominicana.–  El Alcalde local, doctor Gilberto Serulle,  dijo estar contento e impresionado por el noble trabajo que está   realizando un ciudadano del municipio, el Pastor Pablo Ureña,  por los valores, la educación  y el empuje de los niños del barrio de Santa Lucia.

¨Estos niños que hoy me reciben con calor y entusiasmo, yo les aseguro que con ustedes se pueden retomar los valores, la educación y los conocimientos que los colocarán en los mejores espacios y oportunidades de las exigentes y competitivas sociedades de hoy.

Expresó que con esta  iniciativa, que busca impulsar el potencial  físico y espiritual de los niños, sustentado en el Programa Niños con una Esperanza, es un esfuerzo que debe ser emulado  por otros ciudadanos  de Santiago  que hacen viva activa en nuestros barrios del municipio de Santiago.

¨Quiero que Dios me dé la oportunidad de trabajar con ustedes, y que el devenir me permita ser un buen amigo de ustedes, para continuar fortaleciendo la gran labor social y humana, que con orgullo y valentía  está desarrollando el Pastor Ureña¨, en el barrio Santa Lucia, del sector Cien  Fuegos.

El doctor Serulle les recordó a los niños y niñas,  con el cual compartió en el momento en que degustaban de sus meriendas,  la frase de Jesús, el hijo de Dios: ¨Dejad a los niños  venir  a mí, porque  de tales  es el reino  de Dios¨.

El Alcalde de la ciudad expresó que felicitaba a Ureña  públicamente, un hombre con una gran visión, un ciudadano que ha asumido un compromiso con el bienestar, el optimismo y el desarrollo de la comunidad infantil de Santa Lucia.

Dijo que el objetivo de su visita  a la escuela, que tiene una población de unos 300 estudiantes,  y que dirige nuestro mensajero de Dios en Santa Lucía, es que todos trabajemos con los medios y los recursos necesarios, para asegurar un porvenir de éxitos a nuestros niños y niñas  del municipio de Santiago.

Manifestó  que por ello procederá a modernizar la cancha, dotar de abanicos de techo a las aulas y  ampliar el área de juego de los niños, para  asegurar su cuidado y protección, así como brindar todas las facilidades que les permitan a la escuela brindar los mejores servicios educativos y recreativos  nuestra población infantil.

Al referirse a los beneficios del Programa Niños con una Esperanza, el doctor Serulle dijo  que quería ser parte  de esta acción y este esfuerzo que Dios esta mirando y bendiciendo, para crear  en el futuro a los ciudadanos inteligentes, educados y sensibilizados hacia los mejores intereses de la nación, porque también los niños saben hacer sus aportes.

No hay comentarios

Deja un comentario...