Compartir
El alcalde Abel Martínez,habla en acto 11 de enero.

Servicios/Caribbean Digital

Santiago.-Aún cuando se conmemoran sesenta  y nueve años del fatídico accidente aéreo en el que perdieron la vida grandes atletas  del Santiago béisbol Club, los dominicanos mantienen vivos en su memoria a cada uno de los integrantes del equipo santiaguero, que enlutó para siempre el deporte dominicano.

Al hablar en el actoque tradicionalmente organiza la Asociación de Cronistas Deportivos de Santiago, (ACDS), en recordación a la tragedia de Rio Verde, Yamasá, el alcalde del municipio de Santiago, Abel Martínez Duran, dijo que como santiaguero, conoce la importancia que tiene para la ciudad y el país, el acontecimiento que se conmemora en recordación a los caídos en esa tragedia, ocurrida el once de enero de 1948,en la que murieron los integrantes del seleccionado de béisbol.

¨El once de enero de 1948, se convirtió en  un día luctuoso para Santiago y el país, porque la tragedia dijo presente, cebándose en un grupo de beisbolistas y deportistas que eran en ese momento la flor y nata del deporte en esta ciudad y que constituían el Santiago Béisbol Club¨, expresó Abel Martínez.

Martínez dijo que esos deportistas no murieron en vano, y manifestó que más que eso, se puede declarar que no han muerto, porque su ejemplo de hidalguía y profesionalismo nos inspiran a ser cada día mejores y sus voces claramente llegan hasta nosotros, desde el Olimpo de la inmortalidad, donde residen desde el año 1948.

Recordó a atletas como Aquiles y Toñito Martínez, Loro Escalante, Bombo Ramos, Papiro Raposo y tantos otros peloteros, así como profesionales destacados del periodismo y de la medicina que acompañaban a los deportistas, ese infausto día, a los que consideró ejemplos de entrega y profesionalismo y manifestó que su luz seguirá brillando y por eso hoy, Santiago les rinde y les rendirá siempre, tributo de admiración y pleitesía.

¨Proclamo hoy, que estos deportistas no murieron en vano, más que eso declaramos que no han muerto, porque su ejemplo de hidalguía y profesionalismo nos inspira a ser mejores cada día, asumo pues ante ustedes el compromiso formal de que durante mi gestión, no permitiré que perezca la memoria histórica y que mantendré viva la llama que encendió el once de enero de 1948 en Rio Verde, Yamasá¨, sentenció el alcalde Abel Martínez.

Proclamó que los héroes del once de enero vivirán por siempre, en los corazones de todos santiagueros, a los que llamó mártires del deporte y expresó a viva voz, que vivirán en el recuerdo de la ciudad corazón y de toda la Republica Dominicana.

No hay comentarios

Deja un comentario...