Compartir

 Caribbean Digital

NACIONES UNIDAS./ Naciones Unidas avivó este miércoles las alarmas frente a los crecientes niveles de violencia, crimen organizado y tráfico de drogas en Centroamérica, durante un debate sobre la seguridad en esa región.

En el inicio de la reunión, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el presidente de la Asamblea General, Nassir Abdulaziz Al-Nasser, lanzaron severas advertencias sobre el impacto de esa situación más allá de esa área geográfica.

El titular del organismo mundial subrayó la alta criminalidad en El Salvador, Guatemala y Honduras y recordó que la región está encerrada entre los países productores de drogas en el sur y uno de los más importantes consumidores en el norte.

Centroamérica registra ahora las más altas tasas de homicidio en el mundo con 39 asesinatos por cada 100 mil habitantes en Guatemala, 72 en El Salvador y 86 en Honduras, lo que equivale a “10 veces el promedio global”, apuntó.

“Esto es más que una ola de asesinatos, es una crisis que crea gran miedo e inestabilidad en las sociedades”, alertó al señalar que esos crímenes propician otros como los secuestros, el contrabando de emigrantes y el tráfico humano y de armas.

Ban Ki-moon precisó que el narcotráfico no es un asunto exclusivo del norte y el sur, sino también del este y el oeste, y señaló que en el presente Europa consume casi lo mismo que Norteamérica.

Frente a esos problemas, el máximo responsable de la ONU llamó a desarrollar una estrategia regional y resaltó la significación de los instrumentos internacionales existentes en la materia.

Por su parte, el presidente de la Asamblea General de la ONU advirtió sobre el perjuicio que la alta criminalidad y la corrupción ocasionan al desarrollo económico, los procesos políticos y la confianza pública.

Asimismo, destacó la importancia de la Estrategia de Seguridad Regional para Centroamérica adoptada el año pasado por los jefes de Estado del área y el papel del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

Nuestro deber es ayudar a desmantelar la red del crimen en esa parte del mundo y fomentar la seguridad como uno de los pilares de la democracia para la región y el mundo, concluyó.

Fuente: Prensa Latina

No hay comentarios

Deja un comentario...