Compartir
Archivo.

Por William Estevez.

Especial/Caribbean Digital

DAJABON./Un total de doscientas ochenta y siete cabezas de ganado vacuno han muerto en el noroeste de la República Dominicana, a consecuencia de la prolongada sequía que afectó a esta zona, esto sin incluir las vacas que por la misma situación murieron en la provincia de Dajabón.

Archivo.

Ante esta situación la Asociación de ganaderos del municipio de Dajabón convocó a las autoridades de esta provincia para tratar la problemática, pero estas dejaron plantados a los ganaderos, desconociéndose hasta el momento la causa de su inasistencia.

Benito Toribio, presidente de la entidad, explico que la reunión era con el propósito de intercambiar impresiones y opiniones sobre la sequía que afecta a la frontera, el noroeste y al país, y tratar de que el gobierno prestara algún tipo de ayuda con equipos para transporte de piensos para salvar las vacas que aun viven, así como agua.

La única autoridad que hizo acto de presencia fue el encargado de la oficina coordinadora norte de la Dirección General de Desarrollo Fronterizo, Saladín Almázar, quien escuchó las posiciones que hicieron los dirigentes ganaderos de Dajabón en torno a la sequía

Ramón Cordero, ex presidente de dicha asociación dijo que no parece que el problema de la sequía y la situación que atraviesan los ganaderos este dentro de las prioridades de las autoridades de la provincia de Dajabón

Los ganaderos afirmaron que aunque ha llovido en las últimas horas en algunos puntos de la provincia, los efectos de la sequía se seguirán sintiendo por algunos dos o tres meses, porque luego que llueve en los animales se desatan brotes de diarrea y otras enfermedades

No hay comentarios

Deja un comentario...