Compartir
Agripino Núñez Collado. Archivo

Caribbean Digital

El rector de la PUCMM, monseñor Agripino Núñez Collado, dijo esperar que los tribunales se encarguen de hacer justicia en los casos de los sacerdotes de Bonao, Constanza y Juncalito, acusados supuestamente de abuso de menores y reveló que el nuncio apostólico fue sacado del país por el vaticano al enterarse que andaba en “malos pasos”.

Agripino Núñez Collado. Archivo
Agripino Núñez Collado. Archivo

Mostró su confianza de que sea juzgado por los hechos que se les imputan al padre Alberto Gil, de nacionalidad polaca, quien está acusado de alegadamente de violar a niños, en Juncalito, Santiago.

Asimismo, monseñor Núñez Collado, dijo que espera también que se haga justicia en el caso que se le sigue a el padre José Manuel Mota de Jesús, mejor conocido como “el padre Johnny”, acusado de violar a más de diez niñas en Constanza.

El rector de la PUCMM al ser entrevistado por un reportero de Diario Libre, cuya nota subió al portal pasado el medio día,   emitió sus consideraciones al terminar la firma de un acuerdo entre la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra y la Cámara de Diputados.

Informó que monseñor Agripino Núñez Collado que   esos casos de “malos pasos” de sacerdotes y el Nuncio avergüenzan y lastiman la vergüenza de todos los católicos.

Señaló que el  caso del Nuncio Apostólico de su Santidad,  Josef Wesolowsk está fuera de la justicia dominicana porque era un embajador de la Santa Sede  y goza de inmunidad diplomática y que espera que reciba su  castigo personal.

El rector de la PUCMM, recordó que la Santa Sede modificó su Código Penal para darle un mayor castigo a los pederastas. “Una persona puede tener debilidades si se quiere, pero los abusos contra menores y niños son imperdonables. Eso no cabe en la cabeza normal y nadie puede aprobar eso”, agregó.

Monseñor Agripino Núñez Collado dijo supone que el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez fue quien informó al Papa de la situación. También dijo que para él personalmente fue una sorpresa porque Wesolowski parecía un hombre piadoso.

“Es un caso inaudito, que un embajador de la Santa Sede llegue a esos niveles”, explicó.

Se recuerda que  Wesolowski era representante en el país de Papa desde marzo del 2008 y presentó cartas credenciales el 13 de marzo   ante  el entonces presidente Leonel Fernández.

LA INFORMACION

No hay comentarios

Deja un comentario...