Compartir
Trajano Potentini, presidente de la FJT. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO./ La Fundación Justicia y Transparencia (FJT), urgió al gobierno dominicano a diseñar e implementar un plan nacional de austeridad, que reduzca, depure y congele la nomina pública, además de bajar los gastos de las tarifas de las telecomunicaciones y electricidad, viajes al extranjero, compra de vehículos, cambio de mobiliarios, remodelaciones de oficinas y edificaciones, gastos de representación, regalos y fiestas, uso de tarjetas de créditos gubernamentales, consumo de combustible, aumento de sueldos y viáticos, entre otros gastos.

Trajano Potentini, presidente de la FJT. Archivo.

La FJT asegura que la reforma fiscal planteada profundizaría aun más la crisis económica que vive el país, además de aumentar considerablemente la pobreza y generalizar un clima inflacionario, lesivo y atentatorio a las condiciones y calidad de vida de los dominicanos.

Para Justicia y Transparencia, una nueva reforma fiscal, en coordinación con el ya anunciado plan por Celso Marranzini de incrementar la factura eléctrica en un 8%, constituirían en su conjunto un golpe mortal para los bolsillos de la población dominicana, además de una desaceleración de la economía nacional.

Trajano Potentini, presidente de la FJT, llama al Congreso Nacional a reflexionar sobre las consecuencias de subir la presión tributaria a límites nunca registrados en el país, con nuevos impuestos injustos, innecesarios y que proyectan una inflación insostenible, todo ello sin asumir sacrificio alguno, por parte de nuestra clase política, predicando con el ejemplo en la grave y difícil situación económica que atraviesa el país.

No hay comentarios