Compartir
Luis José Bonilla Bojos.

Servicios/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.- La Asociación de Empresas de Zonas Francas de Santiago, consideró que la nueva reforma fiscal provocará un desplome para este sector y la economía de la provincia, al tiempo que llevaría al despido de alrededor de 10 mil trabajadores, lo que orinaría un incremento de la delincuencia por la falta de oportunidades.

Luis José Bonilla Bojos.

El presidente de la entidad, licenciado Luis José Bonilla Bojos, dijo que este sector está en plena recuperación pero que de aprobarse esta reforma el 70% de los empleos de zonas francas sería afectados por las medidas que se pretende imponer en el marco de las medidas tributarias.

Cree que mas cargas impositivas traerá graves distorsiones para ese sector porque alejará las inversiones y provocará desempleo en una de las áreas más dinámicas de la economía dominicana durante lo s últimos años.

Bonilla Bojos sostuvo que los sectores productivos y otros del país habían cifrado esperanza en una reforma integral que pudiera contribuir a superar las distorsiones del sistema impositivo nacional.

“Pero, lo que el gobierno ha presentado es otro parche tributario que solo tiene el interés de recaudar fondos para resolver sus problemas económicos, fruto del déficit fiscal y no enfrentar los problemas estructurales de la economía”, explicó el empresario.

Informó que el gobierno ha propuesto en la reforma fiscal imponer el cobro de un 10% a los dividendos de zonas francas, lo que afectará las operaciones de ese sector que es el mayor exportador, generador de divisas y empleos.
A juicio de Luis José Bonilla Bojos, las exportaciones actuales  de zona franca en Santiago, es de mil 133 millones de dólares anuales, equivalente a 64 mil 373 millones de pesos al año.

“Estos recursos representan el 33% de las exportaciones de zonas francas de todo el país”, agregó el presidente de la Asociación de Empresas de Zonas Francas de Santiago.

Las empresas de zonas francas de Santiago, generan 38,800 empleos que representa un 30%  de toda la empleomanía de zona franca  que se convierte en la mayor provincia empleadora, por encima de Santo Domingo y el Distrito Nacional juntos.
Dijo que un hecho que demuestra la importancia para el desarrollo de las zonas francas es que se encuentran establecidas  en 27 de las 32 provincias del país, donde Santiago mantiene el liderazgo de mayor crecimiento.

Además, añadió Bonilla Bojos que Santiago genera más empleos indirectos  que otros sectores de zona franca por el impacto  de la compra de tabaco en rama en la provincia y otras por procesos de manufactura de cigarros.
Y sostuvo el dirigente empresarial que la compra de locales  de empresas en la provincia de Santiago generó en el año 2011 RD$10, 944 millones de pesos.
“El 43% de los 130,000 empleos de zona franca del país están en la zona Norte del país, lo que tiene un impacto en Santiago, como capital del cibao”, señaló el presidente de la Asociación de Empresas de Zonas Francas de Santiago.
Recordó que la instalación de las empresas de zonas francas en la República Dominicana se inicia a partir de l969 y su historia evidencia  que ha sido uno de los sectores más dinámicos de la economía.

Informó que es por ello que están sumamente preocupados porque la reforma fiscal pone en riesgo las inversiones en ese sector, pero además, los logros alcanzados en materia de empleos y divisas por las exportaciones.

Al referirse a los incentivos que recibe el sector de zona franca, el industrial dijo que los aportes que hacen al desarrollo productivo y la economía nacional son seis veces mayor que los incentivos que coloca el Estado en sus manos.

No hay comentarios

Deja un comentario...