Compartir
Jordy Manauri García, conducido detenido hacia la Fiscalía de Santiago. Foto cortesía Wilson Aracena

Servicios/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO, RD.-  Jordy Manauri García, acusado de degollar al empresario santiagués, David Gómez Grullón, se declaró culpable de cometer el hecho junto a la esposa de la víctima, quien también se encuentra detenida.

Jordy Manauri García, conducido detenido hacia la Fiscalía de Santiago. Foto cortesía Wilson Aracena
Jordy Manauri García, conducido detenido hacia la Fiscalía de Santiago. Foto cortesía Wilson Aracena

El móvil, que Gómez Grullón no actuara en contra de ellos tras descubrir que tenían una relación sentimental desde abril de este año, según confesó Jordy Manauri García, quien esta mañana se entregó a las autoridades en los estudios de Noticias SIN, donde llegó acompañado de su padre.

El vocero de la Policía Nacional, general Máximo Báez Aybar, dijo que el apresado narró que la víctima le había advertido a su esposa, Laura Michel Fernández, que buscaría un registro de llamadas, por lo que planificaron asesinarlo.

Según Báez Aybar, Jordy Manauri García dijo que Laura le abrió la puerta de su apartamento tras sedar al empresario, buscaron un cuchillo en la cocina y lo mataron.

El supuesto matador fue trasladado a Santiago, donde se le conocerá medida de coerción.

Gómez Grullón, de 34 años de edad, fue encontrado acostado en su cama, boca arriba, con múltiples heridas de armas blanca en el cuello.

Ayer, Laura Michel Fernández narró en los interrogatorios policiales que le dio un sedante a Gómez Grullón, y cuando éste se durmió, Jordy Manauri García lo asesinó con un cuchillo.

Dijo a las autoridades que desde hacía un mes planeaba el asesinato en contra de su esposo, a quien había pedido el divorcio porque supuestamente la maltrataba.

Luego de cometer el crimen, el alegado matador amordazó a Laura para simular un asalto, móvil que la Policía descartó porque en la habitación de la pareja de esposos había prendas y otros objetos de valor que no fueron robados.

No hay comentarios

Deja un comentario...