Compartir
La acumulación de basuras en calles de Santiago. Archivo.

 Dr. Arcenio Estévez Medina

Especial/Caribbean Digital

   Además de la contaminación visual que representa la presencia de basura en las calles de cualquier ciudad, esta situación puede desencadenar una gran cantidad de problemas de salud.

   SANTIAGO, RD./ Las enfermedades por esta causa van a depender del tipo de basura que se acumule.  Si esorgánica, como frutas, cascarones de huevos, cáscaras de víveres, plumas, restos de alimentos cocinados, puede generar trastornos como alergias, enfermedades transmitidas por contaminación de las aguas para el consumo humano donde están la diarrea, gastritis y parasitosis intestinales.

 

La acumulación de basuras en calles de Santiago. Archivo.
 Cuando la acumulación de basura es de origen inorgánico tenemos el riesgo de contribuir con la producción de enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (EPOC) como el asma bronquial y la pneumoconiosis debido a que las personas reciben un aire con menor proporción de oxígeno y mayor cantidad de partículas capaces de producir este mal.  Es frecuente encontrar en este grupo enfermedades producidas por acumulación de metales como el plomo y el aluminio en la sangre de las personas afectadas. 

   Por otro lado, la contaminación producida por la basura sanitaria –la que contiene material usado en establecimientos de salud o en la casa como algodón, jeringuillas, compresas, toallas sanitarias, vendas, pañuelos, etc.- puede causar muchas enfermedades infecciosas y de otro tipo.    

   La proliferación de ratas atraídas por los desperdicios que están en los desechos sólidos y líquidos de cualquier acumulación de basura puede aumentar el riesgo de la leptospirosis, una enfermedad producida por una bacteria en forma de espiral, transmitida por los ratones y otros animales, en menor proporción, como el perro, el cerdo y la vaca, al contaminar el agua y los alimentos destinados al consumo humano.   

   El agua es contaminada con frecuencia por los desechos sólidos y líquidos que se encuentran en la basura, que llegan a las aguas de la alcantarilla y luego van a las fuentes del líquido destinado al consumo humano.  Esto facilita producción de trastornos como el cólera, la enteritis, las parasitosis intestinales y muchos problemas más. 

   La fiebre tifoidea es otro problema de salud muy frecuente en los países en vías de desarrollo y la principal causa es el consumo de agua y alimentos contaminados por material sólido o líquido.  Lo mismo sucede con el cólera que amenaza a la República Dominicana y que hace poco produjo miles de muertes en la vecina República de Haití.  

   Por otro lado, también hay trastornos de la salud provocados por la contaminación visual producida por la acumulación de la basura en las ciudades.  Entre éstos tenemos la depresión, dolor de cabeza, visión borrosa, irritabilidad, hipertensión arterial y taquicardia entre muchos otros problemas.

La acumulación de basura es un problema de todos, pero el responsable de resolverlo es el Ayuntamiento.

   El problema de la basura es de todos y cada uno puede aportar para que se reduzca de manera sustancial la acumulación de ella.  Empezando por la casa, debemos enseñar a los niños y a los adultos que deben reducir los desechos y reciclar lo más que se pueda.  Cuando compremos algún producto es recomendable que usemos uno que venga en recipiente de cristal que éste sea reciclable para que no vaya al basurero. 

   Si bien es cierto que debemos empezar por la casa y seguir en la escuela, no menos cierto es que los Ayuntamientos son los responsables de la recogida de la basura porque así está establecido y porque, además, cobran por ese servicio a los munícipes.     

No hay comentarios