Compartir
La sequía ha matado miles de vacas en el Noroeste. Foto de archivo.
NARCISO PEREZ
Especial/Caribbean digital
VILLA VASQUEZ.-Dos ganaderos de este municipio informaron que fruto de la prolongada sequía que azota las costas linieras y otras provincias fronterizas, miles de cabeza de ganado, chivos y ovejos han muerto a causa de la falta de agua y alimentos.

La sequía ha matado miles de vacas en el Noroeste. Foto de archivo.
La sequía ha matado miles de vacas en el Noroeste. Foto de archivo.
Los señores Juan Lora y Santo Polanco informaron que los ganaderos de aquí, Montecristi y Dajabón, están quebrados y que solo quedan laborando algunos que han podido comprarle comida al ganado.
Asimismo, dijeron que las disminución en la producción lechera ha sido en más de un 50 por ciento.
“Yo tenía 120 vacas y solo me quedan 15 y estoy buscando un lugar para trasladarla, ya que se me van a morir, no tengo comida ni agua para sostenerlas”, expresó Juan Lora, quien además es alcalde pedáneo de este municipio.
Indicó que desdde hace más de un año que en las zonas costeras, donde se vivía de la ganadería y la siembra del tabaco, no llueve, mientras que el auxilio del Gobierno ha sido prácticamente nulo.
Refirió que cada semana, las empresas que procesan la leche venían a las fincas de esta localidad, Guayubín y Montecristi, y llenaban varios camiones, lo cual ha desaparecido.
Santo Polanco, de una familia ganadera, informó que tenía 12 vacas en la sección La Cana, y que se le murieron cinco, y las cuatro que les quedan tuvo que mudarlas al patio de una vivienda en el sector barrio Nuevo, de aquí.
Dijo que no consigue alimentos apropiados para mantener las reses y que son vecinos que les dan vains de habichuelas, hojas de yuca y batatas, para alimentar las cabezas.
Solicitó al ministerio de Agricultura y Ganadería que vengan en auxilio de los ganaderos y agricultores, quienes han tenido que abandonar sus labores por falta de agua y productos para sembrar la tierra.
Sobre las lagunas, se estima que más del 70 por ciento de las existentes, unas 30 se han secado, debido a la falta de lluvias.
Las pérdidas a causa de la sequía en esta zona son millonarias, además de la pérdida de empleos directos e indirectos que generaba la actividad ganadera en el campo y el posterior traslado de sus productos, como son la leche y la carne.

No hay comentarios