Compartir

Servicios/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO./ Conforme los abogados que representan ante el Tribunal Superior Electoral los derechos del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y de su presidente, el Ing. Miguel Vargas Maldonado, la reunión del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) convocada por la facción del Ing. Hipólito Mejía y celebrada este domingo en un hotel de la Capital, así como las decisiones adoptadas en el mismo, “constituyen un manifiesto y descarado desacato a la decisión del Tribunal Superior Electoral (TSE) que ordenó la suspensión de la reunión del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), lo que pone a la facción que dirige Hipólito Mejía en clara rebeldía frente a la Constitución, las leyes y la autoridad del TSE”.

A juicio de Eduardo Jorge Prats, José Miguel Vásquez, Miriam Paulino y Santiago Rodríguez, “este desacato y rebeldía se hacen más ostensibles porque Hipólito Mejía estuvo representando por sus abogados en la audiencia celebrada el pasado viernes por el TSE y quedó enterado de la decisión de suspensión de la reunión del CEN y porque además quien ahora usurpa las funciones de presidente del partido, Andrés Bautista, fue debidamente notificado”.

Según expresaron los abogados, en rueda de prensa celebrada este domingo tras la conclusión de la reunión irregular del CEN perredeísta, el PRD que preside Miguel Vargas es firmemente apegado a la institucionalidad democrática y al respeto de los poderes públicos. “Prueba de ello –declararon los juristas- es que cuando en 2009 la Cámara Contenciosa de la Junta Central Electoral, predecesora del actual TSE, presidido por el mismo Magistrado Presidente, Dr. Mariano Rodríguez, ordenó la suspensión provisional de una convención del partido, el Ing. Miguel Vargas, como presidente del PRD, acató plenamente la decisión del tribunal, lo que contrasta con este descarado desacato a la orden de una Alta Corte ante la cual se ha comparecido en Derecho y conforme la ley”.

Conforme los abogados del PRD, “la confirmación de las decisiones de la Comisión Política irregular del pasado 1 de junio no tienen ningún valor jurídico no solo porque habían sido revocadas por el CEN legalmente celebrado el pasado 3 de junio sino también fundamentalmente y sobre todo porque fueron suspendidas el pasado viernes por decisión del Tribunal Superior Electoral como una medida cautelar tendente a asegurar la efectividad de la sentencia que sobre el fondo intervendrá”.

Pero, además, señalaron los abogados, “oportunamente accionaremos en nulidad contra las decisiones del CEN irregularmente celebrado este domingo porque las mismas validan decisiones de la Comisión Política ilegal del 1 de junio que violan los Estatutos Generales del PRD y la Constitución de la República, al expulsar y suspender cargos directivos del partido, sin comunicar previamente los cargos, sin reunir debidamente los organismos disciplinarios, sin celebrar procesos previos, sin derecho de defensa de los imputados frente a las alegaciones de faltas, todo lo cual vulnera el artículo 69, numeral 10 de la Constitución, y la Convención Americana sobre Derechos Humanos que tiene rango constitucional en virtud del artículo 74.1 de la Constitución”.

Los abogados del PRD se mostraron confiados en que el TSE conocerá oportunamente el fondo de la acción en nulidad contra las decisiones del CEN irregular y de la Comisión Política ilegal y se hará justicia conforme mandan la Constitución y las leyes.

No hay comentarios

Deja un comentario...