Compartir
Luis Abinader con José Honorio Accarini.

Servicios/Caribbean Digital

BRASILIA.– El ex candidato vicepresidencial del Partido Revolucionario Dominicano, Luis Abinader, consideró que el primer punto que debe aparecer en la agenda de discusión de la reforma fiscal propuesta por el Gobierno es establecer responsabilidad por la crisis fiscal  y recuperar los recursos del Estado sustraídos a través de la corrupción.

Luis Abinader con José Honorio Accarini.

Afirmó que una parte importante del dinero de la corrupción, que ha servido para crear grandes fortunas personales, procede del endeudamiento interno y externo que tendremos que pagar todos los dominicanos, desde el más encumbrado empresario hasta  el más humilde chiripero.

Afirmó que el hoyo dejado por la administración del presidente Leonel Fernández es tres veces mayor que el  hoyo provocado por la quiebra bancaria del 2003,  que dio lugar al llamado “juicio del siglo” mediante el cual se impusieron sanciones penales y económicas contra varios imputados que además tuvieron que entregar al Estado la mayor parte de sus bienes.

Dijo que el actual fraude contra  la sociedad es mucho más grande y por lo  tanto la sanción tiene que ser mucho más severa. “El país no debe aceptar que se hable de pagar los platos rotos sin que previamente  se defina la voluntad de sancionar a los responsables del desastre y se establezcan mecanismos institucionales para recuperar el dinero robado de manera descarada”, apuntó el licenciado Luis Abinader.

Y sostuvo que si no se castiga la corrupción del pasado gobierno, los funcionarios de la nueva administración, muchos de los cuales son los mismos de la anterior, no tendrán ningún motivo para desaprovechar la oportunidad de apropiarse del dinero público.

Advierte sobre uso de mayoría mecánica

El Economista y dirigente opositor advirtió que si el Partido de la Liberación Dominicana intenta utilizar su mayoría mecánica en el Congreso para  aprobar el paquete tributario sin tomar en cuenta el rechazo general que éste ha generado, el país tiene todo el derecho y  la legitimidad de protestar de manera pacífica y dentro del marco de la ley.

El licenciado Abinader pidió a todos los sectores de la sociedad enviar ahora una señal contundente de oposición al nuevo paquete fiscal para evitar que el gobierno cometa la insensatez  de imponerlo contra viento y marea, provocando más adelante protestas sociales  y una posible situación de ingobernabilidad.

El pasado candidato vicepresidencial del PRD habló sobre la situación del país luego de realizar una visita al Palacio de Planalto, sede del gobierno federal de Brasil, donde se reunió con el asesor de Políticas Gubernamentales de la presidenta Dilma Rousseff, José Honorio Accarini.

El funcionario brasileño le comunicó al licenciado Abinader su opinión de que la República Dominicana debe empezar de inmediato un plan de desarrollo de la industria del etanol, para reducir su dependencia de los combustibles importados.

No hay comentarios