Compartir

Servicios/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO.- El candidato vicepresidencial del Partido Revolucionario Dominicano, Luis Abinader, afirmó que los habitantes de los barrios pobres de la capital no tienen una sola razón para votar por el Partido de la Liberación dominicana (PLD) y aseguró que durante los últimos siete años el gobierno central no ha construido ni una sola obra de interés social en sectores como Guachupita, La Ciénaga, Los Guandules y 27 de Febrero.

“A pesar de los cuantiosos recursos que ha manejado durante los últimos dos períodos, el  presidente Leonel Fernández no ha construido en esos barrios populares ni una escuela, ni una cancha, ni un dispensario médico y ni siquiera ha saneado la Cañada de Bonavide, que representa una de las peores amenazas contra la salud pública en el Distrito Nacional”, expresó el compañero de boleta del ingeniero Hipólito Mejía.

El economista y político cuestionó con dureza la política de inversión pública del PLD luego de participar en un  recorrido a pie por diversos sectores del Barrio 27 de Febrero, donde saludó personalmente a cientos de moradores en la continuación del programa “mano a mano” que inició la semana pasada.

Acompañado de cientos de activistas y simpatizantes, el licenciado Abinader conversó con moradores  y preguntó a muchos de ellos cuales obras había hecho el gobierno del PLD en el barrio 27 de Febrero. “Ninguna, fue la respuesta generalizada”, según el aspirante vicepresidencial.

El joven empresario también consultó a dirigentes de organizaciones sociales sobre la inversión del gobierno en la zona, confirmando el dato  de que el gobierno central no ha construido ni una botica popular  en barrios con una alta densidad poblacional y con una  gran concentración de pobreza como Guachupita, La Ciénaga, Los Guandules y 27 de Febrero.

Tras recordar que el Gobierno del PLD concentra más del 60 ciento del gasto público en el Distrito Nacional, calificó como una  aberración que una parte de esos recursos no hayan sido invertidos en el mejoramiento de las condiciones de vida de la población más pobre de la capital.

Aseguró que los principales beneficiarios del gasto público durante la administración del presidente Fernández han sido los contratistas y los dirigentes del PLD que se han constituido en el grupo económico más poderoso del país.

“Y lo peor de todo es que la enorme deuda pública contratada por el Gobierno en estos últimos siete años tendrán que pagarla todos los dominicanos, incluyendo los hijos y los nietos de los ciudadanos   pobres que no se han beneficiado en nada del dispendio y la corrupción apadrinada por un partido cuyo fundador y líder, el profesor Juan Bosch, hizo constar en su declaración jurada antes de juramentarse como presidente de la República en el 1963 que no poseía ninguna clase de bienes ni en el país n en el extranjero y que durante la mayor parte de su existencia vivió en cada alquilada”, apuntó Luis Abinader.

No hay comentarios

Deja un comentario...