Compartir
Abel Martínez.

Caribbean Digital

Fuente: Diario Libre

SANTO DOMINGO.- El presidente de la Cámara de Diputados, Abel Martínez, se identificó plenamente con los planteamientos de la Conferencia del Episcopado Dominicano y definió el documento que emitieron como un llamado sensato hacia la clase política del país.

Abel Martínez.

El legislador abogó por una cultura de paz en la República Dominicana, de respeto a las instituciones y la pulcritud en los recursos del pueblo, como plantean los obispos en el su documento.

Dijo que es un llamado sensato a los actores políticos que “debemos transitar por el ejercicio democrático y transparente”.

“Compartimos plenamente este llamado de la Conferencia del Episcopado, que todos contribuyamos porque predomine una cultura de paz en la República Dominicana, el respeto a nuestras instituciones, la pulcritud en el uso de los recursos del pueblo y un rechazo total a cualquier tipo de manifestación ilícita en nuestro proceso electoral”, reaccionó el presidente de la Cámara de Diputados.

Resaltó que, como plantean los líderes religiosos, la nación debe rechazar cualquier tipo de manifestación ilícita en el proceso electoral.

“Y qué bueno que lo está diciendo una institución de gran solvencia moral como lo es la Iglesia”, dijo Martínez, tras indicar que el llamado ocurre en el mejor momento.

El líder congresional dijo que ciertamente es un importante que en su momento oportuno el Congreso se avoque a conocer una Ley de Partidos Políticos y dijo que entre los legisladores y legisladoras hay consenso de que esto resolvería muchos problemas que se incuban en la política.

Destacó que hay un compromiso con la juventud, respecto a llevarles mensajes que tiendan a consolidar la formación ciudadana y forjar una nación sólida desde el punto de vista de los valores democráticos.

Abel Martínez manifestó que el documento de los obispos está lleno de buenas intenciones a favor del país y en base a elementos objetivos porque, según dijo, ellos conocen plenamente el sentir de las comunidades de cada diócesis del país.

No hay comentarios