Compartir
Periodista Eugenio Taveras. Archivo.

Por Eugenio Taveras

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD./ Con relación a la fiesta de los peledeístas  en Santiago el domingo 18 de marzo de 2011, los Perredeístas no pueden pretender tapar el sol con un dedo, porque de que había gente por montón había, pero a qué precio.

Periodista Eugenio Taveras. Archivo.

La FIESTA fue embadurnada de dinero, por lo que sigo sintiendo más asco que vergüenza, el mínimamente pensar que VOTARÉ el 20 mayo, pues, la última vez que me acerqué a una mesa de votación a ejercer mi derecho al SUFRAGIO fue para las elecciones de 1994.

La aparición de Leonel Fernández a la palestra pública y concomitantemente al escenario político me provocó repulsión y comenté a la sazón que él a mí no me engañaba y que el espectro político nacional acababa de colapsar con su presencia, debido a que el PLD junto al PRD tomarían el toro por los cuernos, de forma tal, que no habría espacio para otro u otros partidos, mientras existiesen esos dos chupadores de leche de la teta de una vaca llamada República Dominicana.

El tiempo se ha encargado de darme la razón y con más razón agrego que la situación de mi país políticamente no tiene arreglo ni remedio, en razón de que los políticos han utilizado la razón para acumular riquezas de dudosa procedencia, al tiempo que se han encargado de hacer perder la razón a la mayoría de ciudadanos que han perdido la razón cada vez que se acercan las elecciones y se dejan comprar por una hartura (jartura) una semana antes de las elecciones, por un bono gas, por una tarjeta solidaridad, por un seguro subsidiado a costa de los que pagamos impuestos, porque en lugar de enseñarlos a pescar le ofrecen un pez un día, aunque los otros 364 mendiguen una migaja de pan.

No hay comentarios