Compartir
Negro Veras.

Por: Ramón Antonio Negro Veras

Especial/Caribbean Digital

 

 SANTIAGO, RD. – La llegada de un nuevo año genera positivas esperanzas en los seres humanos que confiamos en el futuro luminoso de la humanidad y deseamos que la paz, el amor, la comprensión, y el sentido de la justicia prevalezca.

Negro Veras.

2.- Precisamente, el criterio de justicia es lo que nuestra familia aspira predomine, para que el caso de mi hijo Jordi Veras, víctima de una tentativa de asesinato el 2 de junio de 2010, lleve tranquilidad espiritual a Jordi, a su familia y a toda la sociedad dominicana, que ha hecho suyo el caso.

3.- Aunque, a la fecha, han transcurrido 31 meses desde el día del hecho criminal, nos hemos mantenido firmes y sin desesperación; con esperanza de que la asociación de criminales que quiso asesinar a nuestro hijo, no se burle de la justicia dominicana y de lo mejor de nuestro pueblo.

4.- Desde el mismo día de la acción criminal contra Jordi, hemos expresado nuestra confianza en el material humano que ha de decidir en los tribunales la sanción que merece el que pagó para matar a Jordi, y los que se asociaron para ejecutar el crimen.

5.- El caso de mi hijo Jordi, lo reitero una vez más, es de toda la familia dominicana que aspira a vivir en un medio social sin sobresaltos, terror, miedo e incertidumbre. Lo sano y limpio del país espera que los responsables del crimen respondan y paguen por su actuación criminal.

6.- Aprovecho la ocasión para externarles un abrazo fraterno, caluroso y solidario a todas aquellas personas que han hecho causa común con el dolor, la angustia y el pesar de nuestra familia ante el hecho criminal contra Jordi, a la vez que les deseo mucha alegría, paz y salud en el nuevo año 2013.

No hay comentarios

Deja un comentario...