Compartir
Senador del PLD, Félix Bautista. Archivo.

Caribbean Digital

La recomendación de este hombre delgado, que una vez fue un humilde sastre en San Juan de la Maguana, puede hacer la diferencia entre estar fuera o dentro de los mejores puestos en la administración del presidente Leonel Fernández Reyna, quien en una ocasión dijo públicamente que apreciaba al senador y secretario de Organización del PLD como si fuera su hijo.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Al admitir que posee empresas constructoras que desarrollan proyectos de cientos de millones de dólares en Haití, el senador Félix Bautista ha confirmado que es un hombre muy rico.

Félix Bautista. Archivo.

Nadie se ha extrañado de sus declaraciones, porque es un secreto a voces que se trata de uno de los funcionarios y políticos de mayor éxito en las filas del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Lo que extraña es que el logro de convertirse en un hombre tan rico se haya logrado apenas en 2 años, a juzgar por la declaración jurada de bienes que presentó el senador Félix Bautista en el año 2010.

En su declaración de bienes del año en 1996 Bautista presentó un patrimonio de sólo 547 mil pesos, y posteriormente, en 2010, al asumir la senaduría, presentó un patrimonio 16 millones de pesos.

Sus influencias en las decisiones del Gobierno en materia de construcción, asignación de obras y nombramiento de funcionarios y empleados no han disminuido

El senador y secretario de Organización del gubernamental Partido de la Liberación Dominicana (PLD) se ha convertido en los últimos años en un acaudalado empresario de la construcción, con empresas que incursionan en el país, en Haití y en Panamá con inversiones multimillonarias en dólares, lo que resulta asombroso que se lograra en sólo dos años.

A menos que en 2010 ya contara con su actual riqueza y no declarara todo lo que había acumulado desde 1996.

Félix Bautista dirigió durante cuatro años la OISOE en el primer gobierno de Leonel Fernández (1996-2000), que entonces era Oficina Coordinadora de Obras del Estado y operaba separada de la Oficina de Ingenieros Supervisores del Obras del Estado. Posteriormente ambas se fusionaron en la OISOE,  y sigue siendo un invento inexplicable en un país que cuenta con un Ministerio de Obras Públicas.

Hasta entonces un funcionario político de bajísimo perfil, se convirtió en noticia cuando al salir del gobierno, en el año 2000, fue sometido a la justicia acusado de corrupción vinculada con la construcción de la carretera de San Juan de la Maguana a Vallejuelo. Aunque estuvo preso, logró salir airoso al ser finalmente descargado.

Cuando Leonel Fernández retornó al poder en 2004, de nuevo Bautista fue nombrado al frente de esa entidad, cargo en el cual permaneció hasta el año 2010, cuando fue electo senador por la provincia San Juan.

No si antes pasar por el tropiezo de ser acusado en 2007 de violar el artículo 37 de la Constitución al concertar de manera irregular un convenio por 130 millones de dólares con la Sun Land Corporation, S.A, sin pasar por el Congreso Nacional. El caso provocó un gran escándalo que salpicó al propio presidente Leonel Fernández.

Pero el expediente no prosperó debido a un fallo emitido por la Suprema Corte de Justicia.

Cuando Bautista salió la OISOE para ir al Senado, en su lugar fue nombrado el ingeniero químico Luis Wilfredo Sifres Muñoz.

Pero sus influencias en las decisiones del Gobierno en materia de construcción, asignación de obras y nombramiento de funcionarios y empleados no han disminuido.

La recomendación de este hombre delgado, que una vez fue un humilde sastre en San Juan de la Maguana, puede hacer la diferencia entre estar fuera o dentro de los mejores puestos en la administración del presidente Leonel Fernández Reyna, quien en una ocasión dijo públicamente que apreciaba al senador y secretario de Organización del PLD como si fuera su hijo.

Fuente: Acento.com.do

No hay comentarios