Compartir

POR RAMON MARTINEZ
[email protected]

Especial/Caribbean Digital

De acuerdo a los datos todavía más de un millón de apartamentos y centros comerciales no tienen electricidad.
Igualmente numerosos centros de educación no han reiniciado la semana escolar.

NUEVA YORK.-  Parte de las actividades que se promueven en esta ciudad comienzan lentamente a normalizarse, tras cuatro días de la caída
de la gran nevada otoñal, observada el pasado sábado, la cual dejó numerosas muertas e incontables pérdidas económicas.

En efecto gran parte de las escuelas que tenían suspendidas las clases reiniciaron este miércoles sus labores, y una gran cantidad
de hogares ya tienen el imprescindible servicio de energía eléctrica.

A esto se agrega, que  en gran parte de la Gran Manzana, muchas empresas que no trabajaron el domingo, el lunes y el martes ya estan operando
con normalidad.

La nevada otoñal registrada el pasado sábado está entre las mas dañinas   y mortales que ha afectado al área tri-estatal, zona compuesta por las ciudades de
Nueva York, New Jersey  y Connecticut.

En esta región la nevada dejó numerosas personas muertas, mas de dos millones de apartament,  sin electricidad, y paralizada las labores que se  realizan en gran
parte de las escuelas, empresas y pequeños negocios.

“Bueno te puedo decir que para nosotros, esta nevada fue muy dañina porque muchos de los productos que tenemos en los centros de refrigeración han tenido que ser
sacado del mercado y esto nos ha dejado mucho daño económico” comentó el  bodeguero de Brooklin José García.

También los efectos de la gran nevada afectaron a la familia ya que por la  falta de calefación muchos niños fueron afectados por el virus gripal y para completar compras
de alimentos que  se habían hecho el pasado viernes se dañaron todas.

Bueno en leche, queso, carne, yogurt, verduras, medicinas y otros productos que había en mi nevera he perdido más de 300 dólares y para como esta la situación esta cifra
en muchos casos es el sueldo de mas de una semana” comentó en forma preocupada Margarita Céspedes.

Además de paralizar a medio país, la sorpresiva nevada observada en las ciudades del Norte y Noroeste de los Estados Unidos, provocó que muchas empresas no trabajaran
durante tres días dejando una incuantificable pérdida económica, tanto a los empresarios como a los empleados.

“Bueno, estamos en la semana del pago de la renta, y el no trabajar tres días nos afecta mucho, habrá que buscar prestado para pagar este viernes el cuarto donde vivo” dijo en tono preocupado Rafael Castillo.

Hasta el momento, y aunque muchas actividades en Nueva York, New Jersey  y Connecticut, estan volviendo a la normalidad en esas ciudades, todavía quedan muchos apartamentos y zonas sin la debida electricidad.

No hay comentarios

Deja un comentario...