Compartir
Periodista Eugenio Taveras.

Eugenio Taveras

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD./ El ex alcalde José Enrique Sued no se llevó la edificación con la ayuda de todas las pirañas que tenía a su alrededor porque en República Dominicana no contamos con los equipos para trasladar ese elefante blanco, sin embargo, debe estar riéndose a mandíbula batiente al saber el desastre de administración que desarrolla el actual, salido de la fusión de un morado con muchos blancos.

Periodista Eugenio Taveras.

Uno, representado por el peledeísta Dr. Gilberto Serulle, porque no arrastró a nadie y quien de la noche a la mañana practicó un transfuguismo jamás visto en la historia política de país alguno, y muchos, todos los perredeístas que lo esperaron con los brazos abiertos para meterlo en un berenjenal sin salida.

Ese berenjenal sin salida estaba constituido por un ayuntamiento saqueado por la administración anterior, dejado con deudas inimaginables, donde el saliente dijo que era normal dada la magnitud de las recaudaciones y que eran una minucia que se podían saldar en corto tiempo, cuando la verdad estaba por verse y se vio, al punto de que las cuentas fueron embargadas por falta de pago.

Para ponerle un nombre al actual Alcalde, pongámosle el Pobre Doctor que en ningún momento se ha dejado asesorar por quienes se han acercado a él en dos vertientes:  unos, los sinceros que sí quieren ayudarle sin ningún costo adicional, los cuales constituyen un reducido número y los otros, formado por el grupo mayor, los cuales rondan la entidad edilicia en busca de ayudar y de ayudarse, o sea, te ayudo pero me busca lo mío.

Si el Dr. Gilberto Serulle no cambia la estrategia llevada hasta ahora, su administración, deteriorada en los primeros seis meses de gestión, no soportará seis años como está previsto en los nuevos cambios hechos por los cerebros conque contamos los dominicanos para que nos dirijan en momentos cruciales, formados por las cámaras baja y alta, denominados diputados y senadores, dos grupos de hombres probos elegidos para defender la democracia, los cuales no hacen más que corroborar los mamotretos que envía el Ejecutivo, redactados junto al grupo de ladrones colocados detrás del trono y que a fin de cuentas son los que dictan las leyes a imagen y semejanza de sus intereses.

No hay comentarios

Deja un comentario...