Compartir
Suspenden a autoridades de penal hondureño tras incendio.

Caribbean Digital

Fuente: Prensa Latina

Tegucigalpa, 15 feb (PL) A unos 370 se elevó el número de muertos provocado por un incendio hoy en un centro penal de Comayagua, en la zona central de Honduras, según los últimos reportes confirmados por las autoridades.

Suspenden a autoridades de penal hondureño tras incendio.

El comisionado de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, dijo que 356 no respondieron cuando se pasó lista para verificar a los sobrevivientes en una cárcel concebida para 250 personas, que albergaba a 852 reclusos.

Ante la desesperación de los parientes de los reclusos el portavoz policial, Héctor Iván Mejía, leyó el listado de sobrevivientes en la que figuran 470 reos, entre los cuales hay medio centenar de heridos y aún falta por definir qué ocurrió con otros 22 no localizados.

Parientes de las víctimas, especialmente mujeres, se amotinaron a la entrada de la cárcel, desafiaron a las autoridades e intentaron ingresar en el recinto donde se acumulan los cuerpos para verificar lo ocurrido con sus familiares.

Médicos forenses convocan a allegados a las víctimas a ayudar con las identificaciones y aportar para ello pruebas de adn.

Los centros penales del país han colapsado. Tenemos capacidad para ocho mil 250 reos y hay 12 mil 500. El Estado tiene que hacer cambios sustanciales, valoró el jefe de presidios, Danilo Orellana.

Esa fuente dijo que el incendio pudo ser originado por un corto circuito, aunque no descartó que hubiera mano criminal.

Poco después, el vocero Mejía, confirmó que ya se maneja la versión de que el incendio pudo provocado y tienen informes sobre la identidad del presunto responsable del siniestro.

Aparentemente fue una persona que estaba en el interior la que produjo el incendio, pero no quisiéramos mencionar datos que podrían poner en riesgo su integridad, añadió y dijo desconocer si pudo haberse fugado del recinto.

Mejía lamentó que hayan personas que aprovechen una desgracia como esta para azuzar a los familiares y exacerbar los ánimos.

El experto en Medicina Forense, Denis Castro Bobadilla, definió las cárceles hondureñas como cuevas donde se almacena a las personas y lamentó la indiferencia gubernamental para abordar esta problemática.

Los seres humanos aquí se entierran por volquetas y en bolsas plásticas, con un estado de desprecio que no tiene límites, lamentó el forense y pidió a los familiares de las víctimas que revisen bien el cadáver entregado por las autoridades y que se aseguren con autopsias que corresponden a la de sus seres queridos.

La de hoy se ha convertido en la mayor tragedia ocurrida en prisiones hondureñas y latinoamericanas en los últimos años, según diversos medios.

Le antecedieron el motín en penales peruanos de junio de 1986 que dejó 250 muertos, el ocurrido en Sao Paulo en octubre de 1992 con saldo de 111 fallecidos, los 120 reclusos perecidos en enero de 1994 en la prisión venezolana de Sabaneta, los 107 muertos en un siniestro en una cárcel de San Pedro Sula en mayo del 2004 y las 135 vidas perdidas en un incendio ocurrido en marzo del 2005 en la prisión dominicana de Higuey.

No hay comentarios

Deja un comentario...