Compartir
El proyecto habitacional Vuelta Larga, una de las grandes obras ejecutadas por la administración municipal del alcalde, doctor Gilberto Serulle. Archivo.

Por Nelson Peralta

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, República Dominicana./  Hasta el l6 de agosto del año 2010, las tareas municipales de la alcaldía de Santiago se resumían a  canchas, iglesias, casa club, aceras y contenes, mientras la ciudad atomizada por un crecimiento poblacional desordenado reclamaba acciones contundentes, más provechosas y de visión de futuro, hacia una ciudad que se convierte paulatinamente en una verdadera  metrópolis, como centro más importante del Cibao.

El proyecto habitacional Vuelta Larga, una de las grandes obras ejecutadas por la administración municipal del alcalde, doctor Gilberto Serulle. Archivo.

Santiago se había quedado anquilosado a causa de la falta de una autoridad  auto gestionaria que con el concurso de los demás entes productivos pudiera generar empleos y crear riquezas, en la medida en que busca salida a problemas tan delicados como la pobreza de los que viven en la marginalidad social.

Desde que el doctor Gilberto Serulle asumió la administración municipal, el gobierno se ha desentendido de su responsabilidad de conjuntamente con la alcaldía enfrentar problemas en la zona urbana. Podría verse como un “castigo al alcalde” por no asumir la línea política en las elecciones pasadas que evidentemente “golpea” la ciudad.

Sin embargo, Serulle conociendo esta realidad ha pedido hasta el cansancio al gobierno central la inversión de obras de desarrollo para Santiago. También el sector empresarial ha hecho la solicitud de que el Estado invierta en Santiago, acorde al aporte de alrededor de un l6% del PIB que hace al fisco la provincia.

El gobierno no ha escuchado al alcalde Serulle, pero tampoco a los empresarios, esta actitud gubernamental a espaldas de la segunda ciudad de importancia ha acarreado serias dificultades de popularidad del Presidente Fernández y además, afecta al candidato oficial Danilo Medina.

Un verdadero reto ha constituido para el alcalde Serulle, el hecho de ser la única inversión en la ciudad que se realiza. Y ese desafío lo ha asumido con mucha responsabilidad. Se recuerda que las obras del cabildo estaban supeditadas a “menudencias” que no permitían visualizar a Santiago en el futuro, como se ve a partir de la gestión de corte socialista, con soluciones viales, medio ambientales, de viviendas, tránsito, limpieza, turística, educativa y de seguridad ciudadana en el municipio.

La intervención de las cañadas con el proyecto modelo de Vuelta Larga, donde además de sacar a las familias del “fango”, los dota de un techo propio solo invirtiendo el derecho del contaminado arroyo es un acto de responsabilidad, de amor y fe del alcalde Serulle.

Este proyecto es el primero de la autogestión, donde logró con el respaldo del empresariado y otros sectores  terminar en 90  días con una inversión que sobrepasó los millones de pesos.

El ejecutivo municipal de inmediato propuso al gobierno seguir interviniendo las cañadas y sacar las personas, pero que el Estado construya las viviendas y asegura que en dos años habrían avanzado mucho en el rescate de las cañadas de la ciudad.

Pero las soluciones viales de La Fuente y la Rotonda del Barrio Libertad, son dos acciones municipales extraordinarias porque ayuda a un  problema del tránsito grande para el municipio que anteriormente era un “cuello de botella”.

La plaza del artesano en la zona monumental, el mercado modelo convertido en una gran plaza el mercado Yaque, los puentes dignos de visitar luego de la intervención de Serulle, es un ejemplo fiel de que la alcaldía ha promovido una verdadera “revolución” en el  municipio. Las calles de la Herradura, asfaltado de barrios y los mecanismos de mejoramiento de la recogida de la basura, también ha puesto atención la primera autoridad del gobierno local.

La presente gestión municipal encontró una alcaldía quebrada con alrededor de 50 demandas  y bloqueos de todas las cuentas, totalmente “amarrada de pies y manos”, y aún en esas circunstancias adversas, pudo sortear la situación de tal manera que restableció el crédito perdido por la irresponsabilidad de su antecesor y hoy en medio de la crisis que afecta a todos los ayuntamientos del país “navega en esas aguas turbulentas, pero con firmeza mantiene el timón y sabe que podría llegar a puerto seguro”.

Contra la gestión del alcalde Gilberto Serulle, ha habido ataques despiadados, por gente que todavía se resiste a asimilar que quien representaba sus intereses en el cabildo salió derrotado por la ineficiencia, el abandono de la ciudad, la mala administración y pobre visión del futuro que no le permitió aprovechar el criterio de oportunidad para colocar el Ayuntamiento en “el mismo trayecto del Sol”, como dijo el poeta nacional don Pedro Mir.

Esos sectores, la única satisfacción que tienen es conspirar contra la gestión socialista de Serulle, fueron los mismos que en un intento desesperado y desafortunado trataron de desconocer la voluntad popular y pretenden “perpetuar” ese estado de cosas en el cabildo, que gracias a Dios, la acción decidida de Santiago, lo impidió y logró que desistieran de esa “macabra” actitud.

Hoy, Santiago avanza, camina firme en el desarrollo de sus metas con la obra del alcalde Serulle, la contribución del empresariado y otros sectores comprometidos con el desarrollo del municipio.

Pero los opositores “patológicos” de la actual administración seguirán sus embestidas contra la gestión municipal que en provecho de la ciudad realiza la alcaldía, porque no perdonan que pueda cumplir el compromiso que estableció  con Santiago.

Pero como dijo don Quijote a su compañero de infortunio Sancho en la “batalla” contra los molinos de vientos en la obra Don Quijote de la Mancha del insigne escrito Miguel de Cervantes y Saavedra….. Ladran, Sancho, señal de que cabalgamos”.

No hay comentarios