Compartir
Alfredo Simón

ARIDIO PERDOMO

Especial/Caribbean Digital
aridioperdomo@gmail.com

El lanzador fue entrevistado el viernes 7 de enero, en la cárcel preventiva, ubicada en la calle Beller, esquina Separación, de la ciudad de Puerto Plata.

PUERTO PLATA, República Dominicana.- El jugador Alfredo Simón Cabrera “jura y perjura” que de su arma de fuego, “no salió el disparo que la madrugada del Primero de Enero, segó la vida de su mejor amigo en su comunidad de Luperòn, Michael Esteban Castillo Almonte”.

Alfredo Simón

Incluso, que este disparo lo hiciera para herir al hermano de la victima, Starling Castillo Almonte, en el momento en que un grupo de personas esperaban la llegada del Año Nuevo.
“Dios sabe que estamos diciendo la verdad. Esta misma versión la dimos a las autoridades policiales que nos han interrogado en Santo Domingo y Puerto Plata”, acotó Simón Cabrera.
El jugador puertoplateño de Grandes Ligas concedió una entrevista de exclusividad para este redactor, en compañía de sus abogados de defensa, licenciados Héctor Jorge Villamán y Dignora Diloné, en la que relató la historia de este  hecho que “considera de lamentable, porque murió uno de mis mejores amigos de infancia en nuestra natal Luperòn”.
Esta entrevista se logró previo a la autorización de la fiscalía de Puerto Plata, pero no se permitió que los periodistas de este medio utilizaran las cámaras fotográficas y de video para dar apoyo a este relato exclusivo que ofreció a este periodista el jugador puertoplateño de los Orioles de Baltimore de la Liga Americana, Simón Cabrera.
El lunes último, la juez de la Instrucción de la Atención Permanente de Puerto Plata, licenciada Adriana Vásquez Jimènez, impuso a Simón Cabrera un año de prisión preventiva como medida de coerción.
Este admite que realizò dos disparos con su pistola, la cual posee con el permiso oficial correspondiente, pero que los hizo apuntando el cañón de su arma hacia arriba, por lo que no entiende el por qué “nos quieren indilgar la muerte de Castillo Almonte y de herir a su hermano Starling Castillo Hernández”.
Simón Cabrera, entiende que los periodistas “escarban las noticias donde estas se producen, sin embargo, medios televisivos, radiales y escritos de Santo Domingo, Santiago y Puerto Plata, nos han juzgado y condenado por este caso, pero nunca nos han dado la oportunidad de que contemos las cosas como sucedieron en sí”.
LA HISTORIA
Recuerda que estuvo hospedado el 31 de diciembre junto a grupo de familiares y amigos en el hotel Luperòn.
A eso de las 11:00 de la noche tuvo la oportunidad de saludar con un abrazo de grandes amigos a Castillo Almonte, el cual tenía varios años no lo veía, porque había marchado de Luperòn a residir en Alemania.
Simón Cabrera sostuvo que ese momento el entorno de dicho parque estaba en silencio, porque el sacerdote Nelson Cruz, de la parroquia de Luperòn, celebraba la misma previo a la llegada del Año Nuevo, lo que aprovechó para que un pariente de su amigo asesinado “nos comprara unos whiskys, los cuales fueron compartidos por Michael y otras personas que nos acompañaron en ese momento”.
Simón Cabrera sostuvo que esta persona que le apodan El Gachito, “ahora dice que hicimos los disparos de manera horizontal, pero resulta que cuando se produjeron los mismos éste no estaba en el lugar porque había salido a comprarnos dichas bebidas”.
Sostuvo que no se explica que sí hicimos estos dos disparos al aire, “nos quieran indilgar un muerto que no es nuestro, porque su amigo Castillo Almonte, esta ubicado en el lado opuesta y a una distancia considerable de donde departía con amigos, familiares y allegados”.
Negó que entregara a la Policìa en Santo Domingo una pistola diferente a la que utilizó para hacer dichos disparos, por lo que pide al procurador fiscal de Puerto Plata, licenciado Víctor Mueses, “investigar a fondo este caso, porque este muerto no es de nuestra responsabilidad”.
Aclaró que decidió entregarse en el Palacio de la Policìa Nacional en Santo Domingo a requerimiento del jefe de la institución del orden público, mayor general José Armando Polanco Gómez, oriundo de la comunidad de Los Arquíes, del municipio de Luperòn.
EJECUTIVOS BALTIMORE
El martes último, Simón Cabrera, recibió la visita en la cárcel preventiva de Puerto Plata, de los ejecutivos del equipo de Baltimore, John Stockhill, director de desarrollo de jugadores y Felipe Alou Jr., a quienes les relató todo lo concerniente a este caso.
Dijo que Stockhill y Alou Jr., les manifestaron su apoyo y le reiteraron que Baltimore espera que pueda resolver este problema para que este listo para los entrenamientos en marzo de este año con miras a la proxima temporada de Grandes Ligas.
Simón Cabrera espera en Dios que este caso será aclarado, a la vez que confía en que la justicia de Puerto Plata para que su carrera en Grandes Liga, “no quede tronchada, porque nos quieren responsabilizar de una muerte que no hemos cometido”.

No hay comentarios